¿Qué cualidades definen a un buen director de proyectos?

Todo buen profesional se pregunta a sí mismo cómo puede mejorar y llegar a ser un buen director de proyectos. La doctrina en esta materia, encabezada por el Project Management Institute, establece que el Director de Proyectos ideal es aquel que domina tres parcelas: 1.- la teoría, 2.- la práctica y 3.- las habilidades interpersonales. En cuanto a la teoría es necesario trabajar los aspectos fundamentales de la gestión de proyectos, su ciclo de vida, sus áreas de conocimiento, sus grupos de procesos y la interacción entre todos ellos. En la práctica, debemos aplicar los conocimientos aprendidos, ser pacientes y previsores y no dejarnos llevar por la presión del momento, y finalmente, es necesario formarse y desarrollar las actividades interpersonales, aquellas que se ponen de manifiesto durante nuestro día a día, cuando nos relacionamos con nuestro equipo de trabajo, clientes, socios, proveedores y competidores, todos ellos necesarios para sacar adelante nuestros proyectos. Entre estas habilidades se encuentran el liderazgo, el desarrollo del espíritu de equipo, la motivación, la comunicación, la influencia, la toma de decisiones, los conocimientos políticos y culturales, y la negociación.

El Programa Internacional en Dirección y Gestión de Proyectos de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, desarrolla en profundidad todas estas parcelas, impulsando a los Project managers del futuro a alcanzar el éxito en todos sus proyectos, teniendo la seguridad de contar con los conocimientos y habilidades necesarios para ser un gran líder.

 

Antonio Oliva González

Coordinador General de la Maestría Internacional en Dirección y Gestión de Proyectos

Fundación General de la Universidad de Salamanca

Director de ENFOC PROYECTOS, Escuela de Negocios